dijous, 21 de novembre de 2013

Los cómplices de un crimen también son asesinos


La emigración es un hecho consustancial al desarrollo de las culturas humanas a lo largo de toda nuestra historia; hay de muchas tipologías y se da en multitud de contextos: podemos hablar de inmigración y emigración socioeconómica, política, lúdica o imperialista; estacional, familiar o de género; de ámbito local, urbano, regional o planetario... El abanico de posibles clasificaciones es inmenso. Sin embargo, no es otra cosa que una estrategia fundamental de construcción de nuevas identidades (y eso quiere decir una vía esencial de renovación, evolución y enriquecimiento social) y, al mismo tiempo, una forma básica para pervivir y sobrevivir como individuos, de ahí su fuerza inmensa como fenómeno social.

Europa mira hacia otro lado tras los 12 kilómetros de alambre, cuchillas y mallas diseñadas para contener el hambre y la necesidad: un cortafuegos entre Marruecos y Melilla cuyo único propósito es dificultar la inmigración “irregular”. Después de esa barrera, esperan los helicópteros, las torretas y las patrullas de vigilancia, con sus visores nocturnos, térmicos y demás tecnología... Obstáculos supuestamente "infranqueables" y cotidianamente superados por el miedo a la miseria y la lucha por la vida. Mientras todo eso ocurre, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, “no sabe si las cuchillas de la valla de Melilla pueden producir efectos sobre las personas” y su partido ignora la petición de toda la oposición de retirar las concertinas, o cuchillas, de la valla de Melilla.

¿Qué hay tras estas actitudes? ¿Qué se esconde detrás de los discursos que condenan y criminalizan? Básicamente, planteamientos que se fundamentan sobre el desconocimiento y el miedo del "otro ", la reafirmación y mitificación excluyente de la propia identidad (supuesta y construida) y el espanto y la resistencia del autodenominado primer mundo a ver la otra cara de su estado de bienestar (o lo que queda de él): la explotación sistemática, la destrucción cultural y el sufrimiento permanente de la inmensa mayoría de los habitantes del planeta. Todo ello, en el fondo, no es otra cosa que una manera absurda de dar la espalda a la realidad y tratar de posponer lo inevitable: el colapso de un modelo social, político y económico absolutamente insostenible.

Los cómplices de un crimen también son asesinos. Mirar para otro lado y negar "el otro" es, en esencia, negarnos a nosotros mismos, negar nuestra propia identidad mestiza y, en consecuencia, la misma capacidad de evolución y renovación de nuestra sociedad. Al fin y al cabo, todos y todas somos inmigrantes, incluido Rajoy.

dimecres, 13 de novembre de 2013

Las hostias siguen cayendo...


La educación y el modelo educativo dicen mucho del tipo de sociedad en la que nos toca transitar y, más importante todavía, de las posibles derivas en su evolución posterior. Absolutamente nada en este campo es “neutro”. Siempre existe un trasfondo ideológico en todo modelo educativo que tiene muchas y variadas implicaciones: laico o confesional; público o privado (concertado o no); arraigado a la cultura propia o “ajeno”; excluyente o inclusivo; universal o elitista… Nada es azaroso y todo responde a una intencionalidad. No es lo mismo hablar de formación que de educación, de la misma manera que no es igual que un arquitecto o un abogado sean profesionales eficientes y brillantes que el hecho de que asuman -o comprendan- cosas como el derecho a una vivienda digna, un urbanismo humano o unas leyes justas. Eso entra en el ámbito de la ciudadanía y no lo explican los manuales técnicos. Todo depende, en el ámbito de la educación, de quién ejerce su control social y para qué fines lo hace. No es casual que acabada la Guerra Civil -y a lo largo de ella- se llevara, por parte de los golpistas, toda una campaña de depuración y exterminio -físico y social- de los modelos educativos republicanos (legítimos, democráticos y avanzados) para adecuar el sistema educativo a los intereses y el modelo que los vencedores pretendían imponer. Tampoco es accidental que gran parte de la resistencia democrática a lo largo de la dictadura y, más notoriamente, en su etapa terminal, se llevara desde el ámbito educativo y, tras las “sacas” y las purgas del primer franquismo, el peaje social pasara a la represión (torturas y asesinatos incluidos) de aquellos estudiantes, profesores y demás actores educativos.  
   
En 2013, la educación sigue apareciendo como un campo de batalla donde, desde la viabilidad del presente, se puede condicionar el color de un futuro que, por cierto, será bastante oscuro para nuestras hijas e hijos, si no lo impedimos. ¿Cómo hacer una cosa tan complicada? Lo que no vale para nada es quedarse en casa, lamentarse y, como mucho, despotricar en la tertulia de turno o en el bar de la esquina, para quedarnos descansados y/o descansadas. Que yo sepa, hay caminos para ello: la implicación y la movilización de toda la sociedad (ejercer ciudadanía) y el voto. Todo está inventado y, básicamente, toca hacer lo mismo que hicieron nuestros padres, abuelos y demás generaciones precedentes, en muchos casos sin ni siquiera poder votar y a costa de un precio mucho más alto que el nuestro, como su propia integridad física. Se lo debemos a ellos y a los que vienen detrás.  En 2013, la “nueva” represión, globalizada y moderna, tiene muchos nombres: control del déficit, optimizar el sistema público, simplificar y racionalizar la administración… Dogmas y mantras que tratan de justificar y dar cobertura “moral” a la enorme batería de medidas demoledoras que se están perpetrando contra la mayor parte de la ciudadanía. Como canta Ismael Serrano, las hostias siguen cayendo sobre quien habla de más. Que se lo pregunten a  los cinco profesores de Guadalajara, que se enfrentan a cuatro años de cárcel, tras una protesta  por la educación pública en 2011[i] . Tras leer la noticia, queda claro que, a día de hoy, todavía persiste un cierto PPoso de la dictadura que tiene su misma alma y aplica, sin rubor alguno, aquello de las depuraciones de los elementos no afectos. Uno se siente indignado y, a la vez, “afortunado” de no vivir en el 36… ¿o sí?

divendres, 18 d’octubre de 2013

Me hacen mobbing


Vivo en un bloque llamado Reino de España, en virtud de una hipoteca transitiva, firmada hace casi cuatro décadas sin fecha de amortización, tipo de interés completamente variable y sin ningún tipo de índice de referencia.  Cuando llegamos al bloque, como veníamos del frío (social) y la indigencia (democrática) no había mucho donde elegir. De hecho, yo no pude elegir nada, ya que era muy pequeñito para ejercer eso del voto, una cosa muy extraña que hacía décadas que nadie practicaba. Tal vez por eso, el resultado final, años después, está resultando tan contraproducente.  Como decía, nos acomodamos como pudimos y, con el paso del tiempo,  cada vecino se fue centrando en su pequeño mundo, olvidando aquellas cosas comunitarias que, al final, resultan tan importantes para que cualquier engranaje funcione. Esperábamos que las cosas se hicieran solas o que, alguien, graciosamente, gestionara por nosotros aquellas insufribles reuniones de vecinos. Rápidamente, se ofreció como gestora una empresa externa, la misma que había construido y diseñado el bloque con el capital que habíamos acumulado nosotros  durante las décadas de frío e indigencia. Por comodidad (o por no tener más opciones) aceptamos y eludimos nuestra farragosa responsabilidad como propietarios.

La cosa parecía funcionar muy bien. Con una vivienda propia y sin quebraderos de cabeza, hasta nos podíamos permitir algún que otro capricho que, por el mismo precio, quedaba novacionado junto con el capital pendiente. Éramos felices y los gestores de la comunidad, más felices todavía, ya que podían seguir acumulando capital con muy poco esfuerzo y una mínima inversión. Como todo era optimismo, se acometieron varias mejoras: un ascensor moderno, una fachada de diseño y mucha pintura de colores vivos y vanguardistas que no dejaban ver ni las manchas de humedad, ni las grietas que, amenazantes, se iban produciendo en la estructura del edificio. Casi sin darnos cuenta, de la noche a la mañana,  nuestro bloque amenazaba con caer como un castillo de naipes y nadie sabía como habíamos llegado a ese punto. Con las reformas y las derramas, no había suficiente para solucionar los problemas estructurales y, para colmo, la empresa que se encargaba de la administración de la finca había sido absorbida por otra más grande y ya nadie sabía done estaba el capital de la comunidad de propietarios. Embargaron las viviendas y pasamos de propietarios a inquilinos, y lo peor de todo es que ya nadie conocía a nadie y, en vez de reunirse la comunidad para  afrontar los problemas colegiadamente, seguimos delegando la gestión a terceros y dimos credibilidad a un montón de rumores que nos impedían tener una visión coherente de lo que estaba ocurriendo. Hasta llegamos a pensar que la culpa era nuestra, por haber vivido por encima de nuestras posibilidades.

Mi vivienda está en el ático. La situación es insostenible: la calefacción no funciona, tengo goteras por todas partes, la instalación eléctrica amenaza con provocar un incendio en cualquier momento, los ruidos - interiores y exteriores- son insoportables... y, para colmo, el vecino de abajo me pide que le indemnice sobre unos daños ocasionados por filtraciones de agua provocadas por unos bajantes degradados y envejecidos de la comunidad. La única respuesta que recibo por parte de los administradores de la finca es que, religiosamente, debo seguir pagando las cuotas mensuales y las derramas. La comunidad, como he dicho, no se reúne hace años y se entrega a una rumorología descontrolada, que le impide ver la viga en el ojo propio ¿Y el presidente? Como si no estuviera...  Me estoy planteando hacer una consulta familiar y explorar la posibilidad de ir al pueblo de mis abuelos, reconstruirlo y empezar de nuevo sobre bases más sólidas, equitativas y sin delegar nuestro interés a terceros (me parece que eso se llama ejercer ciudadanía, o algo así...). Creo que, dada la situación, es la única salida posible, aunque parece ser que (según me han comunicado el administrador y el presidente de la escalera) las normas de la comunidad, en virtud de algún insólito punto, impiden que las familias podamos ejercer nuestro derecho a decidir. Es una situación muy extraña. No sé como llamarlo, pero la metáfora es un gran recurso.

dilluns, 23 de setembre de 2013

Roborbón

La part menys humorística és qui paga la festa...
 
"Uns" es moren per les retallades, en no arribar a temps després d'un infart o, en el millor dels casos, triguen mesos i mesos a arribar les pròtesis de maluc que et poden facilitar la vida, o la prova diagnòstica que te la pot salvar. "Altres" s'operen en la sanitat privada "a cos de rei" ( i mai millor trobada l'expressió...) i amb càrrec als diners -i a grans dosis de sofriment social- dels anteriors. No sé si m'explico...
 
Sincerament, cada vegada tinc més clar, que amb certes companyies, no en tinc gaires ganes de compartir cap viatge i, menys encara, si em toca pagar i posar el llit sense possibilitat de decisió, ni consulta. Ja que, ara per ara, no puc votar res que afecti a la responsabilitat política d'aquest senyor (espero que, com es diu en castellà, todo se andará), al menys, sí em sento amb molt de dret a compartir una imatge per riure una mica.

dissabte, 20 de juliol de 2013

El camarote de los rufianes

La imagen la tomé de: http://lopiensoloescribo.blogspot.com.es/
Mejor una imagen, ya que para determinados esperpentos se acaban las palabras... Digo yo que el señor Bárcenas no pudo salir en la foto, ya que igual, entre sobre y sobre (y algún que otro SMS), fue él mismo el que la tomó.

¿Y si convocamos elecciones?

dissabte, 4 de maig de 2013

Hi ha coses que no són reciclables...


La imatge és real, no és cap muntatge de photoshop. Hi ha coses que no són reciclables, ni aprofitables; bé per la seva toxicitat o, simplement, perquè, arribat el moment, no donen més de si i es transformen en una andròmina inútil que ha de ser canviada o, en tot cas, eliminada. El problema és quan alguns s'entesten en una altra cosa, per exemple, agafar-se a una branca podrida. Al final, està cantat que la cosa acabarà molt malament, com a mínim amb diverses costelles trencades. El pitjor de tot és que dubto que, amb tanta retallada, quedi sanitat pública suficient per tractar els traumatismes a tota la ciutadania damnificada.

diumenge, 14 d’abril de 2013

Hoy hace 82 años que se proclamó la II República y...


Si esto fuera una democracia normal la corrupción, el cohecho y el tráfico de influencias serían incompatibles con la función pública. También -o más todavía- si hablamos de la Jefatura del Estado que, por cierto, sería votable y elegible por la ciudadanía y, de esa manera, el Fiscal General del Estado, seguramente, se ahorraría ciertos papelones (entre el patetismo y la pleitesía) en relación a infantas y allegados y podría dedicarse al ejercicio de defender el interés general (y no familiar) que es la función que le toca. En una democracia de calidad tampoco se penalizarían jueces por intentar reparar los asesinatos impunes de la dictadura, ni habrían miles de cuerpos pendientes de ser velados en condiciones por sus familiares, perdidos o enterrados en enormes monumentos faraónicos que homenajean asesinos.

Tampoco cabría, en una democracia digna de su etimología, que los bancos y los especuladores, responsables de la crisis, y de tanto sufrimiento social, vivan tranquilamente -y sean rescatados con recursos públicos- mientras que millones de familias pierden su vivienda y son expulsadas de la sociedad, una sociedad cada vez más inservible y recortada en términos de derechos sociales. También sería, en una democracia, "normal" que las leyes se creen por la ciudadanía para mejorar y regular su convivencia y no sean un lastre -y un problema- que hagan, justamente, lo contrario. En democracia, no debería ser, tampoco, una cuestión imposible garantizar, al igual que los derechos sociales, los derechos nacionales: la diversidad, debería un rasgo identitario positivo y no una patología dolorosa.

Hoy, hace 82 años que se proclamó la II República, que se inicio la última legitimidad democrática refrendada -y fundamentada- por las urnas y la ciudadanía. En una democracia “normal” lo “normal”, sería que hoy fuera festivo, y no precisamente por ser domingo… Pero, parce ser, que la "democracia" en este edificio jurídico y político, que nos vendieron tras la muerte del dictador, tenía fecha de caducidad, y ya hace tiempo que su fecha de consumo preferente pasó…  Habrá, pues, que buscar y recuperar otras legitimidades -y romper bastantes dogmas- para no acabar más intoxicados de lo que ya estamos. Me parece, que un 14 de abril de 2013 es un buen día para hacer esta reflexión y, por cierto... ¡Viva la República!

divendres, 22 de març de 2013

Francisco I, el "progre"


Bergoglio imputa a sus sacerdotes contactos con guerrilleros (1)

En mi ciudad, Barcelona, el número de católicos practicantes ha pasado, en los últimos 30 años, de un tercio a menos de una quinta parte de la población y la sociedad se define hoy de forma mayoritaria (según las encuestas, siempre cuestionables) como agnóstica, atea o simplemente indiferente. De la misma manera se podría hablar del resto de confesiones, que también ocupan un espacio o del incremento de las solicitudes de apostasía; o del decrecimiento de los bautizos y los funerales católicos; o del hecho de que el número de matrimonios civiles y uniones de hecho (reguladas o no) supere al de las uniones celebradas por el rito católico... Por todo ello, me parece un exceso el acoso mediático papal que sufrimos estos días y, francamente, se me hace un poco cansino ver al señor de blanco, un día sí y otro también, copando espacio en los medios de comunicación, especialmente si se trata de medios públicos, sufragados por nuestros bolsillos. Con semejante cuadro, me apetece escribir algunas ideas -muy breves- sobre la elección de nuevo jefe de la multinacional más antigua y, sobre todo, rentable de la historia, al menos en lo que se refiere a eso de cambiar la salvación de las las almas (aun por llegar) por la acumulación de riqueza y poder durante más de dos mil años (bastante más tangible). Digo yo que aunque, como apóstata, a mi no me representen, si me da mucho derecho a opinar eso de que, con mis impuestos, el Estado regale a la multinacional católica el trato que le da.

Los católicos ya tienen Papa, se supone que, más o menos, un 17% de la población mundial. Aunque ya se sabe que las estadísticas las carga el diablo (si se me permite la expresión) y, según quien -y como- las cocine, pueden tener muchos sabores diferentes, hasta opuestos. En todo caso, desde aquí, transmito mi más sincera enhorabuena al mundo católico, pero lo del "habemus" lo dejo todo para ellos. Yo me conformo con hacer alguna observación sobre eso del "Papa progre" que, últimamente, parece tan en boga en muchos medios. Diría que esa idea tiene más de mediática que de real. Que Francisco I sea muy campechano, futbolero, viaje "en colectivo" y se declare "amigo de los pobres" está muy bien, pero la frontera del populismo y el progresismo puede ser muy tenue, y más todavía, cuando hablamos del conglomerado de poder e intereses que pivotan alrededor de las altas jerarquías del catolicismo oficial. Tampoco es lo mismo, parafraseando la sabiduría popular, la "fama" que la "lana", como deja claro el caso del ministro Gallardón, católico practicante muy ilustre, por cierto... A la hora de medir el "progresismo" papal, creo que existen algunas referencias bastante más objetivas que otras, como su actitud ante los derechos de las parejas gays, la teología de la liberación o el papel jugado ante la represión durante la dictadura argentina (para muestra, el documento que ilustra esta entrada). Por poner un ejemplo, que Aznar no sea Mussolini no lo hace progresista, de la misma forma que tampoco hace progresista a Francisco que no sea Ratzinger. Así lo veo... Amén.

___________________________________

 Notas:

(1) Fuente de la imagen: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-215961-2013-03-17.html

dissabte, 16 de març de 2013

17 de marzo de 1938


17 de marzo de 1938. Apenas dos minutos para las dos de la tarde. Cinco aviones italianos Savoia S-79 golpean impunemente a la población civil de Barcelona. No dejan de caer bombas en el centro de la ciudad. Una de ellas toca la Gran Vía y levanta una enorme columna de polvo. Ha destrozado un tranvía y ha matado mujeres y niños. Se desvanecen en unos instantes centenares de vidas. Es sólo una parte. Entre el 16 y el 18 de marzo, en la capital de Catalunya, no cesan de caer las bombas y la metralla en todos los barrios. El drama es absoluto y global. Durante tres días de infierno, la población civil perece en toda la ciudad (casi un millar de personas) de una forma inesperada e impune: mujeres, hombres, niños, criaturas, ancianos… Nadie está a salvo. Mueren llorando, riendo, amándose, durmiendo, mientras hacen cola, trabajan, pasean, viajan en autobús, sueñan... Hoy, hace setenta y cinco años que, en Barcelona, se inició un tipo de terror que se desarrollará ampliamente a lo largo de la II Guerra Mundial y que tiene continuidad hasta nuestros días, muchas veces presentado de forma grotesca y masiva. Basura disfrazada de información o de espectáculo televisivo y mediático: Kosovo, Bagdad, Libia… Comercio y banalización del dolor. Normalización de la muerte, dulcificada -y justificada- con la ideología de la nueva realpolitik globalizada. Me sigo haciendo la misma pregunta que se hizo el maestro Peter Seeger en 1961: Oh, When will you ever learn? y lo peor de todo es no encontrar respuesta alguna.

dimecres, 6 de març de 2013

La caspa, el fundamentalismo y la Fiscalía General del Estado


A propósito del cese del Fiscal jefe de Catalunya por parte de su superior estatal, argumentan los que “entienden” del tema montones de complicadas razones de tipo jurídico y competencial. Me da la sensación que la cosa es mucho más llana de lo que parece y, con un sencillo ejemplo, se puede explicar muy bien. Supongamos que el máximo responsable en España de la multinacional Coca Cola, declara, en el marco de su ámbito privado, que “desde muy pequeñito, por motivos emocionales, siente una debilidad incontrolable por la Pepsi, ya que le recuerda aquellos días eternos de verano, montado en bicicleta, cazando ranas, comiendo paellas familiares, descubriendo paraísos y cultivando complicidades, primero infantiles y luego preadolescentes…” y añade que “contra  los sentimientos y el alma, no se puede luchar”. Todo ello no impide que, profesionalmente, pueda presentar unos resultados económicos,  unos objetivos alcanzados y un currículum absolutamente intachables y sin margen de mejora. Como consecuencia de estas declaraciones, a pesar de todo, es “fulminado” por el presidente de la compañía esgrimiendo los siguientes argumentos: “Un cargo de su importancia no puede permitirse ese tipo de veleidades sentimentales, se debe en cuerpo y alma al proyecto empresarial. Además, el revuelo mediático de estas declaraciones ha erosionado el prestigio de la marca y ha dado alas a la competencia. Ha sido una irresponsabilidad, injustificable para su cargo en lo mediático, corporativo y profesional.”. Una vez indemnizado, de acuerdo con las condiciones  establecidas en su contrato, el despido no admite dudas sobre su procedencia y legalidad.

¿Se entiende la metáfora? Con la “marca España” pasa exactamente lo mismo, sobre todo cuando se gestiona desde la conciencia de ser un propietario único y absoluto, se privatiza el concepto y se considera el Estado, la política y la justicia una espacie de cortijo particular (en vez de las instancias democráticas que, se supone, deberían ser en un Estado de Derecho), al servicio exclusivo de los poderes factico-históricos (y factico-histéricos) de siempre, que, por supuesto, no tienen la más mínima intención de cambiar absolutamente nada, lo diga quien lo diga y caiga quien caiga. Lo mismo les da un juez que quiere investigar los crímenes de la dictadura, un fiscal que emite una opinión particular, un millón y medio de ciudadanos y ciudadanas movilizados o una holgada mayoría en unas elecciones. No se trata de una discusión administrativa o jurídica, sino política y sociológica. Al final, la última palabra la debería tener  la ciudadanía que es la que decide beber Coca Cola, Pepsi, vino tinto u orujo de hierbas y, además, tiene perfecto derecho a ello. Pero eso, a los cortijeros, se la trae al pairo. Es lo que tiene la caspa, el fundamentalismo, la charanga y  la pandereta. Por mí, personalmente, se pueden meter su unidad de destino en lo universal por donde les quepa. Amén.

dilluns, 4 de març de 2013

Ataque de melancolía





No sé si son los cuarenta que, a medida que avanzan, te vuelves más melancólico... En 1980, publicaron su primer (y último) LP, "Sissi" (CBS, 1980) y, ese mismo año, un último single con las canciones “Gibraltar” y una versión de “Un rayo de Sol” de Los Diablos en la Cara B. Diez meses de vida musical y una pena la trayectoria tan corta. Para mí, con 14 años, fue suficiente para que esta canción se me quedara enquistada muy dentro de mi disco duro emocional, musical y generacional. Sea como sea, ahí están, compartidos.

dijous, 21 de febrer de 2013

Pere Navarro, el republicà


Abundant en la seva proposta sobre l'abdicació de Juan Carlos I en el seu fill Felipe, i tot això d'obrir una segona transició, avui es poden llegir, noves declaracions del mateix líder del PSC, Pere Navarro, en diferents medis: "El meu republicanisme haurà de esperar una mica més, l'objectiu de futur és la República, però ara necessitem un nou Rei perquè es consolidi el país i construïm una Espanya federal ". Més declaracions: assegura que "molta gent" li ha felicitat per reclamar l'abdicació de Juan Carlos de Borbón (escric el seu nom en castellà, perquè hi han traduccions que ofenen) i defensa que "Hem de apropar la política al que opinen els ciutadans". Molt maco, tot plegat.

No entenc absolutament res. Anem a pams: això de la segona transició em sembla molt , el tema d'abdicar, genial; que la República sigui el futur, ho comparteixo i ho aplaudeixo (benvingut al republicanisme, si es el cas)... Però,
per molt que m'encaparri,  no m'entra al cap la ocurrència aquesta de posar al lloc del Rei Juan Carlos I a l'hereu, mantenint la mateixa lògica d'allò que, se suposa, s'està qüestionant. De la mateixa manera que no entenc gens això del dret a decidir de Catalunya en el marc de la legalitat constitucional del Regne d'Espanya que, mentre no es demostri altre cosa, és com no decidir res de res, o, pitjor, que altres decideixin per tu. Una mica incoherent tot plegat, la veritat...Vistes les tendències electorals i l'actitud refractària del PSOE, el seu germà gran estatal, no serà que Pere Navarro ja no sap que fer perquè algú li faci una mica de cas?

dilluns, 18 de febrer de 2013

La "peineta" como Bien de Interés Cultural

2011: "Ánsar", un ejemplo de casticismo ibérico...

2013: Bárcenas, manteniendo las esencias patrias.

divendres, 15 de febrer de 2013

¿Dónde está la injuria?


Amadeo Martínez Inglés, coronel retirado, se enfrenta a más de un año de prisión por injurias al rey cuando, en realidad, no ha dicho nada extraordinario: "El rey no es el jefe de las Fuerzas Armadas, es sólo un sinvergüenza" y, además, argumentado a la perfección: en diciembre de 2011, cuando se destapó el escándalo de Urdangarin (…) el rey lo tapa, porque en 2005 se entera de lo que hace su yerno y lo manda a Estados Unidos con un sueldazo de millones en lugar de ir a un juzgado y denunciarlo. Eso es un delito de encubrimiento" (1). Blanco y en botella… ¿Dónde está la injuria?

La verdad es que no hay que extrañarse de nada, aquí las “manos sucias” de la dictadura se pasean a su antojo: unas los hacen desde una apacible jubilación, otras siguen ocupando cargos relevantes en la administración pública (empezando por la Jefatura del Estado), la judicatura o en la empresa privada y, alguna (y muy relevante, por cierto), hasta que biológicamente se extinguió, ocupó la presidencia de honor del principal partido de la derecha española, hoy en el Gobierno, y gobernando, por cierto, con unas medidas no explicadas ni refrendadas en las urnas,y que, además, lleva fatal todo lo que suene a participación ciudadana, a no ser que hablemos de los toros como Bien de Interés Cultural.

Demasiadas cosas chirrían y huelen mal en este edificio jurídico nuestro con forma de piel de toro. Los nudos gordianos de la dictadura siguen atados y bien atados. Décadas después de aquella fría madrugada del 20 de noviembre de 1975, Spain sigue siendo demasiado... ¿different?  Toda mi solidaridad y agradecimiento, coronel,  por ser valiente y coherente. Con más militares como usted, la sociedad en la que vivimos sería otra y esto se parecería más a una democracia madura y menos a un cortijo. Espero no acabar procesado por expresarme. Aunque, al paso que vamos, todo se andará...

_________________________

Notas:

(1) http://www.publico.es/450690/el-rey-no-puede-quedar-como-un-senor-ejemplar-y-democrata

dimarts, 12 de febrer de 2013

Corrupción


Fuente: http://loquemetocaloscojones.blogspot.com.es/

En los años ochenta Mecano cantaba aquello sobre la fiesta en la que se colaron: (...) unos entran, otros van saliendo y entre el barullo yo me cuelo dentro. Ahí me cole y en tu fiesta me plante. Coca-Cola para todos y algo de comer.  Mucha niña mona, pero ninguna sola. Luces de colores, lo pasaré bien… En esa época gobernaba Felipe, un joven abogado que, tras la debacle de UCD, irrumpió al frente del PSOE  con mayoría absoluta, toneladas de ilusión social y la promesa del cambio. Cantaba por aquellos días Miguel Ríos sobre esa promesa, imaginando un año 2000 hoy superado: Dicen que el fin del milenio, aumentará el mogollón. Si no ponemos remedio hoy, tendremos hambre, paro y polución…  Y no se ha equivocado el bueno de Miguel. En el siglo XXI, efectivamente, no “se ha puesto remedio” y, a los seis millones de parados, en términos democráticos, debemos añadir mucha  hambre y, sobre todo, una cantidad astronómica de polución.

Los casos Bárcenas, Pallerols, Casinos, Palau, Mercurio, Fabra… han tomado el testigo de los viejos Roldán, GuerraBanca Catalana, De la Rosa…  Plagiando aquel manifiesto que escribió un señor alemán barbudo: un fantasma (o varios) sigue recorriendo Europa y el mundo (al menos el nuestro) y todas las fuerzas de la vieja Europa, gobiernos, Estados y Monarquías (infantas, cuñados y allegados incluidos…) se han unido en santa cruzada para que la fiesta (como cantaba Mecano) no decaiga. Y no decae: el último episodio es la feria que, presuntamente, se han montado en corrillo Alicia Sánchez-Camacho, el PSC y Jordi Pujol Ferrusola, con amante, comida en restaurante glamoroso y espías incluidos, en  una especie de miscelánea (paso de la música al cine) entre una de las películas míticas de Bond, James Bond y, volviendo a los ochenta, algún clásico de Almodóvar; Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, por ejemplo. 

Buscando paralelismos para describir este esperpento, retrocedo un poco más y podría pasar del cine al cómic, llegar a la infancia y meter en el mismo saco a la 13 Rue del Percebe (demasiados aspirantes para vivir en el ático) o a Pepe Gotera y Otilio. Los que nacieron en los sesenta, fecha preconstitucional, me entenderán mejor.  Volviendo al presente y a la realidad: tal vez, la Curia Vaticana, ahora que tiene una vacante, debería tomar muy en consideración la posibilidad de adjudicar el Papado a un candidato español, por aquello de que, de ese modo,  por tradición cultural, podrán  tener la total certeza de que no dimitirá en pleno ministerio ni con ácido sulfúrico y, por tanto, la productividad del puesto de trabajo queda, humana y divinamente, más que garantizada. Hay cosas demasiado repugnantes (y demasiado cotidianas…), para tomárselas de otra forma que no sea con este ejercicio de nostalgia y humor. Al fin y al cabo, no es mala terapia y es bastante más saludable que recurrir a los remedios farmacológicos u otras drogas.

divendres, 8 de febrer de 2013

La cigala, la formiga i el pressupost de la UE

Aquí sota us deixo quelcom que molt bé podria ser una trista i obscena metàfora del que, ara per ara, és la UE (amb el seu flamant Premi Nobel de la Pau) i, per extensió, el món. Cada vegada es fa més gran el forat negre podrit pels diners: massa pes dels mercats, molt poca política i, menys encara, mecanismes de control democràtic. Plou sobre mullat al vell continent: el pressupost per 2014-2020 és el més restrictiu de la història de l'eurozona. És el triomf dels fanàtics de l'austeritat dogmàtica, Regne Unit i Alemanya, que reclamaven més ajustos, davant la derrota dels que defensaven un pressupost ambiciós que afavorís el creixement

En tot cas, qui pitjor parat surt d'aquesta "guerra" és, en primera instància, tot el sud d'Europa (que también existe, però, sembla ser, cada vegada menys...) i, més a fons, tota la ciutadania. Comparteixo, doncs, unes imatges que parlan de tot aquest embolic. Los lunes al Sol és una d'aquelles pel·lícules que sempre és bo tornar a veure. En aquesta escena trobem una enorme lliçó d'economia, sociologia i història, que ens brinda el personatge de "Santa", interpretat per un enorme Javier Badem. La faula de La Fontaine adquireix una dimensió molt apropiada per entendre els temps que corren i el món en el qual vivim.





PD: ¡Que hija de puta la hormiga!

dijous, 7 de febrer de 2013

Hoy se cumple un siglo del nacimiento de Ramón Mercader


Entre la Barcelona de principios de siglo y la que recibió con entusiasmo a los Rolling Stones, en 1976, se encierra la vida de un hombre, Ramón Mercader, un hijo de su tiempo y miembro de una familia que encarna las contradicciones de un siglo. *


Ramón Mercader nace en la Barcelona convulsa de principios de siglo, en el seno de una familia de origen burgués. Su madre, Caridad del Río, proviene del mundo colonial, y será un personaje importantísimo en su vida. Su padre, Pablo Mercader, es un propietario textil de Badalona. De muy joven, Caridad se acerca al mundo de la bohemia, el anarquismo y las luchas obreras de Barcelona, lo que le alejará traumáticamente de su familia, conduciéndola a un exilio en el sur de Francia, donde iniciará la militancia comunista y tomará contacto con los órganos soviéticos. La guerra civil fue el caldo de cultivo para que el P.S.U., con el apoyo de la Unión soviética, ascendiera vertiginosamente al calor del contexto revolucionario, y con él, personajes como Caridad, se acercarán a esferas de influencia política importantes dentro de los órganos de poder estalinistas.

En el año 1937 Ramón Mercader se exilia a la U.R.S.S., recibiendo una educación especial al servicio de la KGB -desde el punto de vista de un comunista convencido de la época, este hecho debía colmar todas las aspiraciones de un joven revolucionario-. Ese mismo año aparece en París con el nombre de Jack Mornard y a partir de su romance con Silvia Redot, joven militante trotskista, puede acercarse al entorno del viejo revolucionario León Trotski. Al mismo tiempo, su madre, Caridad, se encuentra en Méjico, con la excusa de la negociación de un envío de armas para la República española, justamente en víspera de la aceptación del asilo político de Trotski por parte de Cárdenas. Lo que realmente estaba haciendo Caridad Mercader era preparar el asesinato de León Trotski, en ese momento el estalinismo maneja dos estrategias para este fin: el asalto directo a la casa de Diego Rivera y Frida Kalho que, convertida en fortaleza, alojaba a Trotski, o la introducción de un agente en su entorno, triste papel que le tocará jugar al "joven revolucionario" Ramón Mercader, ahora transformado en sicario de una razón de estado.

En 1949 se consuma el asesinato, después la cárcel, el olvido, el silencio del asesino... En palabras de Vázquez Montalbán, Ramón a de afrontar su crimen y su soledad con una mezcla de patriotismo y espíritu religioso. En 1960, un Ramón envejecido y solitario cumple su condena y es acogido en la Habana para regresar después a Moscú con otro nombre, Ramón López, héroe de la U.R.S.S; héroe sin pasado, sin juventud, sin identidad... No puede reconstruir su vida. En el 74, enfermo de cáncer, regresa a Cuba a morir. Tres años después será incinerado en Moscú en el más absoluto anonimato. "Ramón Ivanovich López, héroe de la U.R.S.S" será el epitafio que rezará en su lápida anónima, extraña, fría, un punto aislado en un agujero negro de la historia, la punta de un monstruoso iceberg llamado estalinismo, capaz, desde la pura razón del dogma, de eliminar física y mentalmente a individuos y sociedades en nombre de unos grandes principios, tras los que se esconden oscuras razones de estado. Por desgracia, no es nada nuevo, ni mucho menos superado. Hoy no es un día para rememorar, pero sí para ejercitar la memoria.



* Asaltar los cielos, documental producido por Cero en conducta, SL, Madrid (1996)

divendres, 1 de febrer de 2013

Cleptocracia



Decían en el 68 parisino aquellas cosas que han acabado poblado nuestro imaginario colectivo: “La imaginación al poder”, “Prohibido prohibir”, “Debajo de los adoquines  está la playa”… Y, del 1968 al 2013, medio siglo después,  hemos llegado a otra versión 2.0, tuneada, castiza e ibérica. Hace unos días escribí que lo de Bárcenas era una pequeña punta del iceberg que se esconde debajo y, visto lo visto, debajo, más que un iceberg, estamos encontrando  toda una glaciación en términos geológicos.  La imaginación está siendo superada dramáticamente por la cruda y maloliente realidad del poder. Da asco y pavor ver con toda claridad que estamos gobernados por una cleptocracia que, no sólo incumple su programa electoral, sino que, de forma delictiva (presuntamente), lleva décadas lucrándose a costa de nuestro dolor social (cosas como los recortes sociales, las reformas laborales y la austeridad dogmática duelen mucho…) y, por supuesto, nuestra ignorancia: cuando se comete una estafa es importante (o al menos deseable para el que comete el delito) que la víctima no sepa lo que le están haciendo. Lo más alucinante es como el delincuente (presuntamente), cuando es señalado, se empeñe en negar lo que, a la luz del sol, se hace palmario, visible y oliente.

Para estos delincuentes (presuntamente) está prohibido prohibir: prohibido reconocer la viga propia (la paja ajena es otra cosa…), prohibido someterse al imperio de la ley, que ellos mismos gestionan y legislan, y, por supuesto, prohibido dimitir y convocar elecciones. Me imagino que, tanto cemento proveniente de la especulación inmobiliaria, se ha  acabado adhiriendo a su piel, cosa que les ha provocado un tremendo endurecimiento del rostro y una gran dificultad para ver más allá de su ombligo. Debajo de los adoquines es complicado encontrar la arena de la playa, pero parece ser que, debajo de determinadas mantas, sí que es posible encontrar arena, toneladas de arena impregnadas de chapapote maloliente. No es un problema que afecte a un número determinado de elementos que “se han portado mal”. Lo que aquí  se expresa es algo mucho más global, que tiene que ver con calidad de nuestro modelo democrático en su conjunto y afecta, absolutamente, a todas las instancias del Estado, desde el mundo municipal, hasta la propia Casa Real (presuntamente, por supuesto). La cosa tiene un nombre: fraude democrático, sistémico y global. Me parece que la única medicina válida para esta patología está en la propia ciudadanía, que debemos ejercer como tal y exigir unos mínimos de legitimidad democrática  (con la movilización, la participación y el voto, cuando toque) donde no la hay. No existen otros atajos, ni varitas mágicas... ¿Qué más tiene que pasar para decir basta?

dilluns, 28 de gener de 2013

Reacción en cadena


Hay un principio de la física que reza algo así como que toda estructura tiende a permanecer constante o aumentar. Creo que se trata de una de las leyes de la termodinámica o una cosa similar (pido disculpas por mis limitaciones en el campo de las ciencias físicas…). Todo tiene que ver con todo, y aquella mariposa que agitaba las alas y, al otro lado del mundo, provocaba terremotos, tiene una versión doméstica que está golpeando nuestro sistema de partidos y, desde el ámbito de la politología, provocará  cambios  y tsunamis. De hecho, ya lo está haciendo, y de qué forma… En Catalunya, sin ir más lejos, una de esas mariposas ha empezado a volar y, aunque ya hacía tiempo que agitaba las alas, hoy ya ha tomado suficiente altura para ser vista, cada vez más desde un radio mayor y ya nadie puede discutir su existencia. Por mucho que algunas brunetes mediáticas se empeñen y se empecinen en explicarnos cuentos chinos, es lo que hay... Otra cosa es que, desafiando la física, determinadas estructuras monolíticas tiendan a su autoconservación y miren hacía otro lado y se dediquen, sistemáticamente, a poner puertas al monte. 

Catalunya es un síntoma de una reacción en cadena mucho mayor. El viejo sistema de partidos PSC-CiU ha quedado superado -y hecho añicos- y el primer  damnificado es el PSC, donde se consolida la OPA (más hostil que amistosa) de su hermano mayor estatal y, más allá de su adelgazamiento institucional, sufre una enorme descohesión en todo su espacio político y orgánico. El PSC en pocos años está pasando de tener muchas fronteras políticas (con CiU, PP, ICV y ERC, como mínimo) y pescar en muchos caladeros de votos, a quedarse como una referencia estatal, que sólo se confronta con el otro gran partido estatal. Esto, en el contexto de Catalunya, es tanto como pasar de la centralidad política a un segundo plano, exactamente al mismo nivel que el PP de Catalunya que no puede pasar de un techo establecido en unos 20 diputados.  Sintomático de todo ello es la bienvenida al mundo de la legalidad y la sensatez política (el suyo, por supuesto) que, en la primera sesión del Parlament, dedicaron Albert Ribera y Alicia Sánchez-Camacho a las bancadas del PSC, sin olvidarnos de los cinco diputados y diputadas que tuvieron la decencia personal de ausentarse a la hora de votar la declaración de soberanía.
 
Segunda (posible) reacción: entre la realidad tozuda del hoy y el futuro, siempre por escribir, se vislumbran cambios profundos también en el sistema de partidos español. Con una capacidad electoral disminuida del PSC, para el PSOE es imposible poder construir sólo una alternativa política. Por tanto, si pretende gobernar, debería pactar con las nuevas formaciones emergentes en el ámbito estatal: IU y UPyD. A partir de aquí se pueden dar dos resultados, más o menos inmediatos: que se rompa el bipartidismo y, al mismo tiempo, se genere un doble debate en el espacio político del PSOE: girar, en lo programático, hacia posiciones menos neoliberales y netamente socialdemócratas (cosa, hoy por hoy, lejana…) y, en cuanto al modelo de Estado, abrazar o no, sin medias tintas el modelo jacobino y olvidarse de opciones federalistas. Esta segunda opción ya es un hecho bastante contrastado y, si hay dudas, le podemos preguntar a Pere Navarro.

Esto es sólo un aspecto de problemas bastante más complejos, que tienen raíces históricas también complejas y que, azuzados por muchos factores: cosas como la frustración social, la profunda estafa democrática en la que nos encontramos, la dictadura de los mercados… se hacen más complicados todavía. Soy consciente que una parte importante de estas líneas son, ahora mismo, pura especulación; más o menos argumentada y mejor o peor construida, pero especulación, al fin y al cabo. Sea como sea, para especular con un mínimo de sentido, hay que pensar y contrastar cosas y eso siempre es un buen ejercicio. El tiempo despejará incógnitas y dará y quitará razones. Llegado el momento, la cosa ya será cuestión de los historiadores, pero no hay duda que nada va a ser igual, veremos en qué sentido. Creo que el pescado nunca está vendido hasta que alguien decide comprarlo… 

dissabte, 19 de gener de 2013

PPerros del hortelano...


Primer plat: a la suspensió de l'euro per recepta que s'aplicava fins avui, cal sumar els recursos del Govern central contra les taxes judicials que va aprovar el Govern a Catalunya i contra la mesura per aplicar un gravamen als dipòsits de les entitats financeres . S'obliga a suspendre aquestes taxes i no es flexibilitza el sostre de dèficit: un torpede a les finances catalanes i l'excusa perfecta per a noves retallades. Crec que, mediàticament, s'ha parlat massa de l'euro per recepta i poc de la taxa sobre els dipòsits bancaris, d'un color més progressista i amb molt més pes quant al seu volum.

Segon plat del menú, en aquest cas compartit per tot l'Estat: ahir mateix, es despenja Hisenda comunicant que s'acaba l'exempció de l'IVA als serveis de menjador, subministrament de menjar i vigilància de nens amb monitors impartits externament, que ara hauran de tributar al 10%, en el cas dels serveis d'assistència social a nens menors de sis anys i al 21%, si es tracta dels serveis de monitors custodiant nens majors de 6 anys, tant en els esbarjos com en horaris de menjars. Pitjors serveis per als nostres fills i filles, si no és que t'ho pots pagar. Les agressions i les retallades, dia a dia, segueixen, mentre que el ganivet ja fa temps que està tocant os social.


Cada dia es digereix pitjor l'aplicació, sistemàtica i tossuda, de polítiques i receptes no votades ni ratificades per les urnes en un absolut frau democràtic, regat i condimentat per un enorme mar de corrupció, del qual el cas Bárcenas és l'últim exponent... Donen ganes de vomitar i no parar. Rajoy i els seus sequaços són els pitjors perros del hortelano: ni mengen ni deixen menjar i, dia a dia, es desviuen per no deixar-nos viure i fer la nostra vida una mica més inviable i invivible. Es fa complicat trobar motius per no sortir a corre-cuita d'aquest Estat, i tractar d'aconseguir un altre estat amb 
majúscules i minúscules (es a dir, en l'àmbit personal i el polític) més viable i, sobre tot, més vivible.

dissabte, 12 de gener de 2013

Ni el final del túnel, ni el fondo del pozo...


Acaba de arrancar 2013 y me quedo con dos imágenes de estas dos semanas que, me parece, son un buen prefacio de la novela que, socialmente, podemos esperar de este nuevo año. La primera: el día 9, apenas tres días después de que llegaran los únicos reyes que me parecen creíbles, en sede parlamentaria: PSOE, UGT y CC.OO (y por ende, las más de 200 entidades de la cumbre social) acordaron que se exigirán al gobierno las condiciones anteriores al recorte sufrido el pasado mes de agosto. Lástima que esa clarividencia del PSOE no estuviera presente cuando se iniciaron estas políticas, por las que ahora el PP está transitando. Creo que el mejor favor que se puede hacer al giro hacía las políticas de izquierdas del PSOE es explicárselo con la movilización en las calles y con los votos, cuando toque, hacía otras opciones de izquierdas más creíbles (que no faltan), según trayectoria y propuestas. La receta también vale que para romper el fraude democrático del Gobierno y defender el Estado de Bienestar: tres por uno.

Sin duda, hay alternativas mucho más democráticas (o, simplemente, democráticas) y ya se han puesto sobre la mesa del Gobierno. Las políticas neoliberales de ajuste económico deben ser sustituidas de forma urgente por exactamente lo contrario: otros caminos que tienen que ver con la equidad fiscal, la justicia social, otro modelo productivo más sostenible y menos especulativo y, con carácter inmediato, la implementación de políticas destinadas a fomentar el desarrollo económico y la creación de empleo, que nada tienen que ver con destruir el estado de bienestar y desregular derechos sociales y laborales. Se trata de un simple debate democrático muy fácil de entender: poner la economía al servicio de la ciudadanía y no al revés. Los últimos años son la prueba más axiomática de que, sin estos parámetros, ni se puede reducir el déficit, ni mucho menos garantizar unos mínimos de bienestar social. 

Por este camino no existe ni el final del túnel, ni el fondo del pozo, y una buena prueba de ello es la segunda imagen sobre la que quiero escribir. Me ha llegado a través de una excelente entrevista del diario digital Público, cuya lectura, sin duda alguna, aconsejo (1). Más allá de ser un gran trabajo periodístico (por muchos motivos) y una  entrevista con mayúsculas (no como otras que últimamente nos regalan en la televisión del Gobierno), es un tremendo chute de realidad para abrir los ojos: tras casi dos meses, desde que lo detuviesen en la pasada huelga general del 14-N y lo encarcelasen bajo el régimen FIES 5 (el más severo, aplicado a terroristas o narcotraficantes), Alfon ya está en libertad. Tras leer algunos párrafos del testimonio del joven, tengo la sensación de hacerlo sobre el Madrid de inicios de los setenta. La dictadura de los mercados y el viejo fascismo tienen distinto sastre, pero, sin duda, la misma alma.

Me temo que al Gobierno todas las consideraciones y reflexiones de este tipo le traen el pairo, por muy fundamentadas y justificadas que estén, y no tiene absolutamente  ninguna intención de bajase de su carro. La pelota sigue en nuestro tarjado, y va a estarlo mucho tiempo… Con semejante panorama, sería muy aconsejable desperezase socialmente y practicar los sanos ejercicios de la reflexión y la movilización. Si no lo hacemos, es muy posible que lo acabemos pagando con muchos intereses. El año empezó como acabó el anterior, y ante la urgencia -y la injusticia- social, lo que no vale para nada es quedarse en casa -o en el bar- y no hacer absolutamente nada más allá de la tertulia infecunda. A lo largo del año no van a faltar oportunidades para expresar el más que justificado cabreo social y ponerlo al servicio de mayoría de la ciudadanía que es la que, al fin y al cabo, lo padece.    

_________________________________

NOTAS:

(1) http://www.publico.es/448733/alfon-el-miedo-va-a-cambiar-de-bando

dimecres, 2 de gener de 2013

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...