dimarts, 12 de febrer de 2013

Corrupción


Fuente: http://loquemetocaloscojones.blogspot.com.es/

En los años ochenta Mecano cantaba aquello sobre la fiesta en la que se colaron: (...) unos entran, otros van saliendo y entre el barullo yo me cuelo dentro. Ahí me cole y en tu fiesta me plante. Coca-Cola para todos y algo de comer.  Mucha niña mona, pero ninguna sola. Luces de colores, lo pasaré bien… En esa época gobernaba Felipe, un joven abogado que, tras la debacle de UCD, irrumpió al frente del PSOE  con mayoría absoluta, toneladas de ilusión social y la promesa del cambio. Cantaba por aquellos días Miguel Ríos sobre esa promesa, imaginando un año 2000 hoy superado: Dicen que el fin del milenio, aumentará el mogollón. Si no ponemos remedio hoy, tendremos hambre, paro y polución…  Y no se ha equivocado el bueno de Miguel. En el siglo XXI, efectivamente, no “se ha puesto remedio” y, a los seis millones de parados, en términos democráticos, debemos añadir mucha  hambre y, sobre todo, una cantidad astronómica de polución.

Los casos Bárcenas, Pallerols, Casinos, Palau, Mercurio, Fabra… han tomado el testigo de los viejos Roldán, GuerraBanca Catalana, De la Rosa…  Plagiando aquel manifiesto que escribió un señor alemán barbudo: un fantasma (o varios) sigue recorriendo Europa y el mundo (al menos el nuestro) y todas las fuerzas de la vieja Europa, gobiernos, Estados y Monarquías (infantas, cuñados y allegados incluidos…) se han unido en santa cruzada para que la fiesta (como cantaba Mecano) no decaiga. Y no decae: el último episodio es la feria que, presuntamente, se han montado en corrillo Alicia Sánchez-Camacho, el PSC y Jordi Pujol Ferrusola, con amante, comida en restaurante glamoroso y espías incluidos, en  una especie de miscelánea (paso de la música al cine) entre una de las películas míticas de Bond, James Bond y, volviendo a los ochenta, algún clásico de Almodóvar; Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, por ejemplo. 

Buscando paralelismos para describir este esperpento, retrocedo un poco más y podría pasar del cine al cómic, llegar a la infancia y meter en el mismo saco a la 13 Rue del Percebe (demasiados aspirantes para vivir en el ático) o a Pepe Gotera y Otilio. Los que nacieron en los sesenta, fecha preconstitucional, me entenderán mejor.  Volviendo al presente y a la realidad: tal vez, la Curia Vaticana, ahora que tiene una vacante, debería tomar muy en consideración la posibilidad de adjudicar el Papado a un candidato español, por aquello de que, de ese modo,  por tradición cultural, podrán  tener la total certeza de que no dimitirá en pleno ministerio ni con ácido sulfúrico y, por tanto, la productividad del puesto de trabajo queda, humana y divinamente, más que garantizada. Hay cosas demasiado repugnantes (y demasiado cotidianas…), para tomárselas de otra forma que no sea con este ejercicio de nostalgia y humor. Al fin y al cabo, no es mala terapia y es bastante más saludable que recurrir a los remedios farmacológicos u otras drogas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...